Cuarto Informe de Coyuntura Económica del 2012 de FUNIDES

None

FUNIDES señala que, a pesar del débil entorno internacional, la actividad económica interna continúa pujante aunque en menor grado que en el 2011. Tanto el Índice Mensual de Actividad Económica del Banco Central (BCN), como sus propias proyecciones, apuntan a un crecimiento del 4- 4.3 este año.

Por el lado de la oferta, los sectores más dinámicos en los primeros nueve meses fueron la pesca, el financiero, el comercio, y la minería. Por el lado de la demanda las exportaciones y la inversión privada.

FUNIDES opina que las políticas macroeconómicas del gobierno continúan siendo responsables. La cobertura de las reservas internacionales continúa siendo apropiada y la política fiscal prudente, con la salvedad de que gastos de carácter fiscal son ejecutados fuera del presupuesto con financiamiento Venezolano. La deuda pública continúa bajando en términos del PIB, pero la deuda externa privada ha subido considerablemente debido principalmente al financiamiento Venezolano.

FUNIDES actualizó sus proyecciones de crecimiento en un contexto internacional muy volátil y de bajo crecimiento. El último pronóstico del Fondo Monetario Internacional es que el crecimiento mundial será de 3.3 % este año y 3.6 % en el 2013, menores que los proyectados en julio. El crecimiento de las economías avanzadas, que son las más importantes para nosotros, sería aún más débil: 2.2 y 2.1 %  respectivamente en los Estados Unidos.

Para el 2013 -14, FUNIDES proyecta, en su escenario base, un crecimiento promedio anual del 4 %. Sin embargo, nuestro crecimiento podría bajar a un promedio anual cercano al 2 % si los problemas financieros de los países periféricos de la Zona Euro se intensifican, y/o si en los Estados Unidos se da una fuerte ajuste fiscal – el llamado precipicio fiscal. En este escenario alternativo, el crecimiento de nuestras exportaciones, inversión, y remesas seria menor.

FUNIDES incluye en su informe tres análisis específicos. El primero presenta información actualizada sobre la evolución de cuatro índices que analizan factores críticos para el desarrollo económico y social de los países. Los resultados son mixtos. El Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial y, en menor grado,  el Índice de Libertad Económica del Instituto Cato, muestran que,  aunque nuestra competitividad sigue siendo la menor de la región, hemos avanzado en áreas claves para aumentar la inversión y la productividad de la economía. Sin embargo, el Índice de Libertad Económica de la Fundación Heritage y el Reporte Sobre la Facilidad de Hacer Negocios del Banco Mundial muestran ya sea cierto estancamiento o una desmejora.

El segundo describe el impacto e interrelaciones de varias actividades económicas lo que ha sido posible gracias a los nuevos datos del BCN. Se mencionan las actividades que generan más valor agregado por córdoba producido (mataderos y avícolas, refinamiento de petróleo, y  productos lácteos), y mayor empleo tanto directo como indirecto (productos lácteos y mataderos y avícolas), y las que tienen más interrelaciones con el resto de la economía (bancos y electricidad). La presentación es descriptiva y no pretende insinuar que se favorezca a determinadas actividades.

El tercero es una radiografía de nuestro mercado laboral basado en la Encuesta Continua de Hogares del 2010. Aquí si hay margen de acción para las políticas públicas ya que este mercado se caracteriza por un alto grado de informalidad (83.4 %), sub-empleo (31 %), y pobreza (35.8 %). La radiografía confirma que la pobreza y la desigualdad están íntimamente ligadas a la educación de los trabajadores.

Para mayor información le invito a visitar la página web de FUNIDES www.funides.com