Productividad del país no es suficiente para lograr un desarrollo económico sostenible

None

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES), dió a conocer en el Tercer Informe de Coyuntura Económica 2010 que el nivel de productividad de Nicaragua es el más bajo de la región y que es necesario  consolidar una política de crecimiento fundamentada en la promoción de mayores niveles de productividad, para alcanzar metas deseables en el desarrollo del país.

El incremento de la producción de un país es una vía que conduce a un mayor crecimiento económico y mejor nivel de vida de la población a largo plazo. Dada nuestra etapa de desarrollo se requiere para cerrar esta brecha de productividad, enfocar esfuerzos para mejorar la infraestructura productiva, la salud y educación básica, proveer una mano de obra calificada, tener estabilidad macroeconómica, mejorar la calidad de las instituciones públicas y sobre todo fortalecer la  institucionalidad del país.

El Foro Económico Mundial (FEM), autoridad reconocida en el tema de productividad ha determinado que en segunda y tercera importancia relativa para la productividad de países como Nicaragua están también los factores que el FEM denomina reforzadores de eficiencia y de innovación.

Bienestar y productividad

No es coincidencia que países con mayores niveles de productividad gozan de mayores niveles de prosperidad y bienestar.

Al analizar la productividad global de la economía medido como la Productividad Total de los Factores (PTF), se observa que países latinoamericanos con un alto nivel de productividad como Chile, México y Costa Rica registran un mayor ingreso por habitante.

Al contrario países como Nicaragua y Honduras cuyo nivel de productividad es  bajo, registran un menor nivel de ingresos. Este mismo escenario es reflejado al utilizar la metodología de medición de productividad del Foro Económico Mundial (FEM), el cual incorpora 12 pilares necesarios para consolidar un alto nivel productivo de cualquier economía.

Productividad laboral y global de la economía

En aspectos de productividad Nicaragua se ubica como el país con menor nivel de eficiencia en comparación a la región.

La productividad laboral medida como el producto interno bruto por trabajador, es el más bajo de la región siendo el de Costa Rica más de 4 veces superior y es solo relativamente comparable con el de Honduras. Este indicador permite ver la relación entre la producción y personal ocupado y su combinación en el proceso productivo del país.

La productividad total de los factores que se basa en descomponer el crecimiento del producto por las contribuciones de factores productivos y determinar que componente de este no es explicado por el aumento en el stock de capital y mano de obra, concluye que el nivel de productividad de la economía de Nicaragua es el menor de la región y que factores como el progreso tecnológico o desarrollo humano no están teniendo el impacto deseado para el crecimiento del país.

Doing Business 2011 del Banco Mundial

Los indicadores del Doing Business 2011 del Banco Mundial analizan cuáles son las condiciones que el país propicia para el desarrollo empresarial y para nuevas inversiones. Según el ranking mundial de países, Nicaragua se sitúa en el puesto 117 de 183 países y se encuentra por encima de Costa Rica y Honduras. Esto significa que en términos generales, Nicaragua es más competitiva en la promoción de negocios que el 36 por ciento de los países en la muestra.

Las debilidades de Nicaragua se enfocan en la concesión de permisos de construcción. El tiempo que toma obtener dicho permiso y el costo que implica es el más alto de la región. Esta también el registro de propiedad en el que tanto el número de procedimientos como el tiempo que incluye obtener el título de propiedad son los factores que determinan la baja competitividad del país.

En el componente de pago de impuestos, el país es el menos competitivo debido en parte a que la tasa de impuesto total que se ejerce sobre las ganancias de una empresa es las más alta de la región.