Facebook Twitter Blog
    
Costado oeste del Club Terraza.
Edificio Discover 2do piso
+(505) 2270-6490
www.funides.com
info@funides.com
Breves de FUNIDES Agosto 2016     Edición N°56
 
Sobre FUNIDES Última publicación Próximas actividades

FUNIDES es una institución de
pensamiento independiente que
se especializa en la investigación
y análisis de políticas en las áreas
de desarrollo socioeconómico y
reforma institucional.
Leer más...

 

Presentación del II ICE a INDE Granada.
Miércoles 21 de septiembre a las 3:30 P.M
Hotel La Merced

FUNIDES REALIZA SEGUNDO ENCUENTRO EMPRESARIAL

El economista y profesor de la Universidad de Harvard, Dani Rodrik, participó como conferencista en el segundo Encuentro Empresarial Nicaragua 2016, organizado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, FUNIDES.

El encuentro que se celebró en Managua el 26 de agosto, se convirtió en un espacio donde el empresariado, funcionarios públicos, catedráticos y estudiantes debatieron y conocieron más sobre las distintas áreas económicas que Dani Rodrik ha abordado a lo largo de su carrera.

El evento, que por segunda vez reunió a los distintos sectores del país, tuvo como ejes temáticos la transformación estructural, la globalización y acciones de políticas industriales y de desarrollo que países han puesto en práctica y que el profesor Rodrik ha identificado algunas como exitosas y otras como incorrectas.

“Esta es la segunda edición del Encuentro Empresarial que FUNIDES organiza. El año pasado trajimos como orador principal al profesor James Robinson, quien también es docente de Harvard.

Este año pensamos en Dani Rodrik, quien actualmente es profesor de Economía Política Internacional de Harvard y estamos seguros que fue una gran oportunidad para los nicaragüenses participar de su ponencia Nicaragua, la transformación estructural ante la globalización”, comentó Juan Sebastián Chamorro, Director ejecutivo de FUNIDES.

Dani Rodrik lleva desde 1997 escribiendo libros sobre los riesgos de la globalización. Una de sus obras más afamadas es La Paradoja de la Globalización (2012), con la cual obtuvo el primer premio Albert O. Hischman de la Academia de Ciencias Sociales de Estados Unidos. En esta obra Rodrik profundiza en los desequilibrios que provocó una ideología del "libremercadismo", en la que a todos los problemas económicos se les prescribió el mismo remedio: desregular y eliminar aranceles.

El economista ha publicado numerosos artículos en las áreas de desarrollo económico, economía internacional y economía política. Su investigación se ha centrado en lo que constituye una buena política económica y por qué algunos gobiernos son mejores que otros cuando adoptan dicha estrategia.

Rodrik nació y creció en Estambul, Turquía. Posee una licenciatura de la Universidad de Harvard y un doctorado en economía de la Universidad de Princeton. A menudo contribuye con los medios de comunicación más importantes a nivel mundial, entre los que se destacan el New York Times, El País, entre otros.

FUNIDES presenta estudio sobre Informalidad en Nicaragua



Es ampliamente conocido que los países en desarrollo se caracterizan por tener elevados niveles de informalidad. Por la relevancia para la economía nacional, la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, FUNIDES, incluyó en su segundo Informe de Coyuntura Económica 2016 un capítulo especial que aborda las causas e implicaciones de la informalidad en Nicaragua desde el punto de vista de las empresas, utilizando dos nuevas fuentes de información: la Encuesta de Empresas Sostenibles 2015 y la sección sobre negocios familiares y actividades independientes fuera del sector agrícola de la Encuesta de Medición del Nivel de Vida (EMNV) 2014.




“No existe una definición única de informalidad, por tanto, para tener una mejor idea de cuántas empresas informales hay en el país, se estimó la informalidad a partir de distintas definiciones (llevar contabilidad formal, estar inscrita en el registro mercantil, estar registrado en la DGI o en el INSS), encontrándose que los niveles de informalidad superan el 85% bajo cualquiera de estas definiciones” afirmó Juan Sebastián Chamorro, Director ejecutivo de FUNIDES.

En el informe se analiza la informalidad legal, es decir que las empresas no estén inscritas ni en la DGI ni el INSS, identificándose que en Nicaragua al menos el 88% de las empresas opera en la informalidad. Las empresas pueden permanecer en la informalidad porque consideran que le reporta mayores beneficios que la formalidad, lo cual se denomina motivos de escape; o porque hay motivos que le impiden formalizarse (desconocimiento de los trámites o porque los trámites son complejos o costosos) denominados motivos de exclusión.

Exclusión y escape

El estudio refleja que los motivos de escape predominan sobre los de exclusión como la principal razón para que las empresas permanezcan en la informalidad en Nicaragua. Un 55.2% de las empresas decide mantenerse operando de manera informal porque funcionan bien así (38.1%) o porque al formalizar sus empresas no ganarían mucho y en cambio tendrían que pagar impuestos (17.1%). Hay un 43.7% que enfrenta problemas de exclusión y no se formaliza porque desconoce los trámites (7.8%), porque son difíciles (20.5%) o costosos (15.4%). En las empresas propiedad solo de mujeres los motivos de exclusión son el principal problema que enfrentan para formalizarse.

“La informalidad se refuerza porque una parte de los empresarios informales encuestados no confía en que sus impuestos serían usados eficientemente por la administración pública y por una alta percepción de evasión impositiva”, agregó Chamorro.

La probabilidad de que una empresa sea informal

Chamorro comentó que “hay factores asociados con las características de la empresa y de su propietario que inciden en la probabilidad de que las empresas operen en la informalidad”. Según los resultados, solo por el hecho de ser empresas del sector primario, tienen 26.4% mayor probabilidad de ser informales en relación a las empresas del sector terciario. A medida que aumenta el tamaño de la empresa, la probabilidad de ser informal se reduce en relación a una microempresa (1-5 trabajadores). Las empresas exitosas (evolución positiva de sus ventas en los últimos 2 años) tiene 3.7% menor probabilidad de ser informales respecto a las empresas no exitosas. Las empresas que realizan más de una actividad, tienen 10.4% menor probabilidad de ser informales en relación a aquellas empresas que realizan solo una actividad. También se identificó que a medida que aumenta la antigüedad de la empresa, la probabilidad de ser informal se reduce.

La informalidad también se relaciona con el sexo y la capacidad gerencial de sus propietarios (aproximado a través del nivel educativo). Las empresas propiedad solo de mujeres tienen 3.8% mayor probabilidad de ser informales en relación a aquellas que son propiedad solo de hombres. Chamorro señala que “estos resultados demuestran la importancia de contemplar un enfoque de género en la política pública. En especial porque las empresas donde las mujeres son propietarias indican que se ven más afectadas por ser informales y además predominan los motivos de exclusión”. También se encontró que a medida que aumenta el nivel educativo del propietario de la empresa, la probabilidad de que ésta sea informal disminuye.

La informalidad y el funcionamiento de la empresa

Para una cuarta parte de las empresas informales, no ser formal le acarrea problemas en el desarrollo de su negocio dado que le limita acceso a contratos con empresas formales, le limita de ser proveedor del Estado, también limita su acceso a programas de apoyo que requieren esta condición, entre otros. También se identificó que mientras el 43% de empresas formales tuvo una evolución positiva de sus ventas, solo el 30% de las empresas informales lo tuvo; además el 71% de empresas formales tiene expectativas positivas en la evolución de sus ventas en los próximos 2 años, frente al 55% de las empresas informales.

Los negocios familiares no agrícolas

En base a los resultados de la EMNV en su sección respectiva, el 97% de los negocios familiares no agrícolas son micro y el 97.9% son informales (no están registrados en la seguridad social). Se identificó que el 10.7 % de los negocios familiares informales no agrícolas se concentra en el área rural y el 17.6% pertenece a los hogares ubicados en el quintil más bajo de consumo. El 83.3% de los propietarios de estos negocios familiares informales tiene educación básica o menos, y el 58.1% pertenece a mujeres. Por actividad económica, predominan los negocios del sector servicios en las ramas de comercio, hoteles y restaurantes. Los micro y pequeños negocios informales aportan el 31.8 y 66.4% de los ingresos del hogar.

FUNIDES PROYECTA QUE LA TASA DE CRECIMIENTO ECONÓMICO DE NICARAGUA PARA ESTE AÑO SERÁ DE 4.6%


La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES) presentó su segundo Informe de Coyuntura Económica del 2016, el cual refleja que según cifras oficiales, el Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre del año tuvo un crecimiento promedio anual de 4.8%. Dicho crecimiento es igual al pronosticado por FUNIDES, con la excepción de las exportaciones, que se proyectaban más vigorosas que lo registrado hasta abril del corriente.

De acuerdo con el informe, el desempeño de las exportaciones, especialmente de mercancías, se ha visto complicado en el primer trimestre del 2016 producto de la reducción en la demanda de mercados de destino relevantes para Nicaragua, los bajos precios de muchos de los productos que Nicaragua exporta; y también en parte por problemas comerciales con otros países centroamericanos.

“Las exportaciones se han visto mermadas como resultado de la reducción de la demanda de socios comerciales fuera de la región Centroamericana, como por ejemplo Venezuela y de problemas comerciales con socios centroamericanos en particular los lácteos. También se han mantenido bajos los precio de productos de exportación de Nicaragua en el mercado internacional”, afirmó Juan Sebastián Chamorro, Director Ejecutivo de FUNIDES.

Chamorro agregó que los principales destinos de las exportaciones nicaragüenses durante el primer cuatrimestre del año fueron: Estados Unidos (41.0%), El Salvador (10.8%), Costa Rica (6.5%), Venezuela (5.4%) y Guatemala (3.7%).

Incrementa Producto Interno Bruto

FUNIDES destaca que el crecimiento promedio anual del PIB en el primer trimestre es superior en 0.4 puntos porcentuales a la tasa registrada en el mismo trimestre de 2015, de acuerdo con cifras del Banco Central de Nicaragua.

“En el primer trimestre de 2016 el sector construcción fue el que tuvo mayor crecimiento, con 20.2 por ciento, aunque desacelerándose respecto al desempeño de los meses anteriores. Este es el resultado del crecimiento en las construcciones no residenciales, infraestructura pública y edificaciones destinadas al comercio. La actividad relacionada con servicios financieros fue la segunda actividad con mayor crecimiento, con una tasa de 9.3 por ciento y en tercer lugar tenemos el sector comercio, que presentó un crecimiento de 7.8 por ciento”, declaró Chamorro.

Proyecciones 2016 – 2017

Para el final de 2016, FUNIDES proyecta que la inversión crezca entre un 6 por ciento, con proyecciones alrededor del 7.0 por ciento en 2017. Respecto al consumo, se estima que continuará creciendo de forma estable, alrededor del 4.5 por ciento en 2016 y 2017.

Para 2016 y 2017 FUNIDES estima que el crecimiento de las exportaciones se recuperará a medida que los choques que se sintieron en 2015 se vayan disipando. Y se estima que en el segundo trimestre de 2016 las exportaciones crezcan 3.5 por ciento en promedio anual, y se proyecta tasas de crecimiento de 6.0 por ciento para finales de 2016 y en 2017.

Para la agricultura se proyecta mayor crecimiento por condiciones climáticas más favorables, con tasas de crecimiento del 3 por ciento para los años 2016 y 2017 respectivamente.

De la combinación de las proyecciones anteriores y de sus respectivas contribuciones al PIB se estima que el crecimiento resultante para el 2016 será del 4.6 por ciento y de 4.5 por ciento para el 2017.

Consumidores optimistas

Los resultados de las encuestas realizadas por FUNIDES revelan que los consumidores, en términos generales, en junio se mostraron optimistas en relación a su capacidad de compra actual, mostrando por primera vez desde 2012 una percepción neta positiva. De igual forma consideran que en los próximos meses su capacidad de compra y de empleo mejorará. En cuanto a la inflación perciben que será mayor a fines de este año en relación al año pasado.

Por su parte, los empresarios encuestados expresaron percibir un deterioro en la coyuntura económica del país con respecto al año anterior, lo cual tuvo un impacto negativo en la percepción del clima de inversión. De igual forma reportaron reducción significativa en las ventas netas de sus bienes y servicios. Sin embargo, afirman que la situación actual de la empresa privada ha mejorado, mostrando un incremento en el balance neto de factores positivos y negativos que inciden en la actividad económica.

Incrementa número de asegurados

Las estadísticas de empleo disponibles a abril de 2016 muestran que hasta ese mes hubo 855,508 asegurados en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), presentando un crecimiento de 12.5 por ciento con respecto al año anterior.

Entre febrero y abril de 2016 se incorporaron 30,643 trabajadores al sector formal de la economía.

Asimismo, en abril de 2016 el salario real promedio presentó un crecimiento de 2.9 por ciento con respecto a su valor de abril de 2015, como resultado del crecimiento del salario nominal por encima de la tasa de inflación observada para dicho período.

Durante este mes, en el sector minero los salarios tuvieron un mayor aumento, con una tasa de 16 por ciento. De igual forma, los salarios de las actividades pecuarias y pesqueras (6.9%), manufactura (4.4%), servicios básicos (3.4%) y construcción (3%), presentaron tasas mayores al promedio general.

En resumen, la economía continúa desempeñándose a tasas muy similares a las del año pasado. Los depósitos del sistema financiero, así como las carteras de crédito han mostrado un incremento en sus crecimientos, no así los depósitos que han registrado una desaceleración. Las exportaciones de mercancías continúan con algunos tropiezos, en contraste con el crecimiento de las de zonas francas. Las expectativas de los empresarios se han deteriorado, en cambio las expectativas de los consumidores han mejorado.

Necesitamos medir el bienestar de la población, más allá del crecimiento económico





Esta es la conclusión que se desprende de los nuevos datos del Índice de Progreso Social (IPS) 2016 presentados hoy por el Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS) de INCAE y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES) en conjunto con la Unión Nicaragüense para la Responsabilidad Social Empresarial (uniRSE) y al apoyo de CARGILL.





El evento contó con la participación de representantes de gobierno, sociedad civil, sectores empresariales, académicos y medios de comunicación, entre otros. En el mismo se dieron a conocer los hallazgos más relevantes del Índice de Progreso Social 2016 que evalúa a 133 países en tres dimensiones: Necesidades Básicas, Fundamentos de Bienestar y Oportunidades. Asimismo, se dio a conocer la conformación de la Red de Progreso Social en Nicaragua, la cual estará coordinada por FUNIDES. A la fecha se cuenta con la adhesión de 16 instancias entre empresas, universidades, programas con apoyo de cooperación internacional y organizaciones de la sociedad civil.

"Los retos de los países son muy grandes para que los gobiernos, el sector privado o la sociedad civil puedan resolverlos por sí solos. Por eso, estamos complacidos por la formación de la Red de Progreso Social en Nicaragua, por medio de la cual se promoverán acciones intersectoriales basadas en la evidencia. Agradecemos sinceramente el liderazgo de FUNIDES y trabajaremos apoyando a los miembros de la Red, de tal forma que se utilice el Índice de Progreso Social como herramienta para impulsar el desarrollo sostenible en Nicaragua” expresó Víctor Umaña, Director del CLACDS/INCAE quien dirige los proyectos IPS en Centroamérica, México y Ecuador. Según los datos del Índice de Progreso Social (IPS) 2016 Nicaragua se posiciona en el puesto 78 entre 133 países en el ranking mundial obteniendo una calificación de 63.03 de 100 puntos posibles.

En Necesidades Humanas Básicas tiene una calificación promedio de 71.72 puntos sobre 100, con importantes retos en el componente de agua y saneamiento, donde solo 66% de la población tiene el acceso a este recurso. En Fundamentos del Bienestar ocupa una posición mundial de 64 entre 133 países evaluados, obteniendo una calificación de 69.60 puntos sobre 100 posibles. En cuanto a matrícula en educación secundaria a nivel de bachillerato Nicaragua presenta una de las tasas más bajas de Latinoamérica (58%), colocándose en la posición 86 de 133 países a nivel global. El resultado de este indicador contrasta con una de las más altas tasas de matrícula primaria (97%), superada únicamente por Argentina y Uruguay, ambos países con una tasa del 99%.

En el componente de la calidad del medioambiente tiene una posición mundial de 43 entre los 133 países evaluados. El porcentaje de tratamiento de las aguas residuales es cercano a cero, por debajo de los niveles de Guatemala (7%), Costa Rica (3.8%) y Bolivia (3.5%), siendo de los últimos en Latinoamérica y el Caribe. Sin embargo, cuenta con alta protección a la biodiversidad y el hábitat ya que obtuvo 94 sobre 100 puntos posibles, superando a Chile (75), y llega al tercer puesto en Latinoamérica y el Caribe.

En la dimensión de Oportunidades es donde el país tiene más áreas de mejora. El acceso a la educación avanzada es un aspecto a priorizar, ya que tiene calificaciones de las más bajas de Latinoamérica y el Caribe, 26 puntos sobre 100 posibles, y tiene la posición 91 en el ranking global de 133 países. Esto debido a que no cuenta con universidades de clase mundial, y el porcentaje de estudiantes enlistados en alguna de estas universidades es cercano a cero, muy por debajo de los niveles de Uruguay (84%) o Chile (17.42%).

“Con esta herramienta podemos identificar claramente dónde están nuestras fortalezas y nuestras debilidades, a fin de potenciar las primeras y trabajar de manera coordinada en mejorar los aspectos más débiles, con el objetivo de lograr el progreso de nuestra población” manifestó Juan Sebastián Chamorro, Director Ejecutivo de FUNIDES.

Por su parte, Cargill está planificando implementar el IPS en Nicaragua como parte de su compromiso con el desarrollo sostenible en la región. La medición se hará en la comunidad de Nindirí y tendrá como fin dirigir mejor la responsabilidad social empresarial, encaminada a tener un impacto social en materia de nutrición y educación. “Hoy Nicaragua se une a otros 10 países innovadores de América Latina donde empresas y organizaciones sociales están implementando el Índice de Progreso Social” comentó Michael Green, Director Ejecutivo del Social Progress Imperative. “Sabemos que la alianza entre CLACDS de INCAE con organizaciones como Cargill y FUNIDES marcará una diferencia en la medición y avance de los aspectos que realmente le importan a las personas en Nicaragua”.

En el ranking latinoamericano, a Chile (25), Costa Rica y Uruguay (ambos en 28), le siguen Argentina (38), Panamá (41), Jamaica (44), Brasil (46), Colombia (48), Perú (49) y México (51). Posteriormente se ubican Guatemala (87) y Honduras (90). A nivel mundial los cinco primeros lugares fueron ocupados por Finlandia, Canadá, Dinamarca, Australia y Suiza.

“Son muchas las acciones, grandes y pequeñas, que podemos hacer; todos los esfuerzos cuentan, tanto a nivel local como nacional. Por eso FUNIDES asume el rol de coordinar la Red de Progreso Social, para lo cual contaremos con el apoyo de CLACDS/INCAE. Este es un espacio de coordinación y gestión, totalmente voluntario. Confío plenamente en que juntos podemos hacer cosas grandes para Nicaragua” expreso Chamorro.

“En marzo de este año hemos presentado en conjunto con otras organizaciones como FUNIDES, INCAE, COSEP, AMCHAM, la Red Local de Global Compact, UAM, UCC, AVINA, CEAL y CEGODEM los Objetivos de Desarrollo Sostenible, tenemos ya una gran alianza para poder aportar de manera conjunta a dichos objetivos y queremos sumar a otros a esta iniciativa. En ese mismo evento hemos presentado la herramienta de Índice de Progreso Social y consideramos que será una herramienta que nos ayudará mucho en medir los avances que tendremos como país más allá de hablar de cifras económicas” manifestó el Dr. Jose Evenor Taboada, Presidente de uniRSE.

El Índice de Progreso Social a nivel global es producido por la organización sin fines de lucro Social Progress Imperative; en alianza con Deloitte Touche Tohmatsu Ltd. (Deloitte Global), la Ford Foundation, Avina y Skoll Foundation y con el apoyo económico de Cisco, Compartamos Banco y la Rockefeller Foundation. Todos los resultados se pueden explorar en http://www.socialprogressimperative.org/global-index/

FUNIDES imparte curso de economía ambiental



La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES) brindó por primera vez el Curso “La economía ambiental como fundamento para la argumentación en la negociación estratégica” a estudiantes de tercer año de la carrera de Economía de la Universidad Centroamericana, UCA.

Este curso forma parte del compromiso asumido por FUNIDES de generar capacidades acerca de la economía ambiental en especial en jóvenes profesionales. “La economía ambiental es una rama de la economía que aplica instrumentos analíticos en las decisiones económicas que tienen influencias en el ambiente, para identificar las causas y las posibles soluciones a los problemas ambientales”, afirmó Roman Leupolz, economista ambiental de FUNIDES.

Leupolz, agregó que el objetivo del curso es familiarizar a los participantes con los problemas que busca resolver la economía ambiental y las metodologías pertinentes, así como usarla como fundamento para la argumentación en negociaciones con actores claves.

El curso tiene una duración de 1 día y está basado en la metodología de caso de la Universidad de Harvard, la cual reconoce que los adultos aprenden mejor de sus experiencias vividas. A lo largo del curso, después de una breve introducción al tema, los estudiantes elaboran tareas específicas acerca de un caso concreto. Para ello los estudiantes trabajaron sobre el caso ficticio de la República de Islania, una situación basada en condiciones y retos de la vida real.

 

Con el apoyo de