Próximos Eventos

20 Mar

22 Feb

12 Dic

30 Nov

07 Nov

27 Oct

28 Sep

¿Cómo llegar a los jóvenes?

Hotel Real Intercontinental Metrocentro, Managua

20 - Mar - 2018

8 a.m.

Tendencias Económicas 2018

Hotel Intercontinental Metrocentro

22 - Feb - 2018

3 p.m.

Talent Cloud 2017

Hotel Intercontinental Metrocentro

12 - Dic - 2017

8 a.m.

FUNIDES presenta tercer Informe de Coyuntura Económica 2017

Hotel Intercontinental Metrocentro

30 - Nov - 2017

8 a.m.

FUNIDES presenta estudio Efectos de la maternidad en la inserción laboral de las mujeres.

Hotel Intercontinental Metrocentro

27 - Oct - 2017

3 p.m.

Impacto económico de los conflictos sociales en Nicaragua 2018

La crisis social que vive el país ya sobrepasó los dos meses y se ha visto un recrudecimiento en la represión por fuerzas gubernamentales compuestas por la Policía Nacional, parapolicías y grupos de terceros armados, incrementando el número de víctimas fatales a 285 y exacerbando el ambiente de inseguridad ciudadana.

Esta crisis tiene implicaciones económicas que afectan negativamente el desarrollo económico de la sociedad nicaragüense. En este contexto, la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES), como parte de su misión de promover el desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza en Nicaragua, realizó a finales de mayo una estimación del impacto económico de la crisis en la actividad económica del país para 2018. Dicha estimación se ha actualizado con información brindada por representantes gremiales y empresarios de sectores claves hasta la segunda semana de junio.

Desde el informe anterior, se identificaron nuevas actividades afectadas por la crisis: sistema financiero, minería no metálica, fabricación de partes automotrices y construcción pública. Más importante aún, se profundizó el impacto negativo sobre la producción en casi todos los sectores analizados en el reporte anterior.

Se continúa analizando dos potenciales escenarios. Un primer escenario asume que el gobierno acepta una salida negociada a la crisis a finales del mes de julio, logrando así un marco de entendimiento en los temas de justicia y democratización, poniendo fin a la represión, violencia e inseguridad ciudadana. En este escenario, la tasa de crecimiento de la actividad económica para 2018 se contraería a -0.03 por ciento en comparación con el 2017, con pérdidas de US$ 638 millones en valor agregado.

En un segundo escenario se asume que no hay voluntad política por parte del Gobierno para buscar una salida negociada a la crisis actual y ésta se prolonga e intensifica por el resto del año. En este segundo escenario la tasa de crecimiento de la actividad económica del 2018 se contraería a -5.6% en comparación con el 2017, lo que representa una pérdida de US$ 1,400 millones en valor agregado.

En todos los escenarios las pérdidas económicas son cuantiosas. Los productos más afectados son: 1) servicios de comercio, 2) servicios de alojamiento y restaurante, 3) productos textiles, de cuero y calzado, 4) servicios de construcción, 5) servicios de intermediación financiera y conexos, y 6) productos agropecuarios.

Las actividades antes mencionadas son claves en la economía nicaragüense, resultando con mayores pérdidas totales no solo por su generación de valor agregado sino también por la generación de empleo. Estimamos que a la fecha 215 mil personas han perdido su empleo. En particular, las actividades relacionadas con el turismo, comercio y construcción representan el 77 por ciento del total de empleos perdidos.

El aumento del desempleo tiene un impacto directo en la calidad de vida de las familias nicaragüenses. Las pérdidas de empleo se traducen en un aumento en el porcentaje de personas en situación de pobreza de 29.6 por ciento a 31.7 por ciento. Se estima que aproximadamente 131 mil personas han caído en situación de pobreza durante esta crisis.

Estando el gobierno imposibilitado para recuperar la confianza de inversionistas sin resolver la crisis de legitimidad actual, el costo social de nuestro escenario #2 es aún mayor. Existen alrededor de 1.3 millones de personas que, aunque no son pobres actualmente, están en riesgo de caer en situación de pobreza si perdiesen su empleo o se redujera considerablemente su ingreso en los próximos meses. De verse afectadas todas estas personas los niveles de pobreza serían similares a los observados en la primera mitad de la década de los 90, donde prácticamente la mitad de la población vivía en situación de pobreza.

Actualización junio 2018

06/18


Adjuntos: